¿Quieres saber que te deparará este año nuevo?

Dicen que para adivinar el futuro de una persona basta con mirar su agenda durante el año anterior. Al fin y al cabo son nuestras decisiones las que nos han hecho realizar todo aquello que nos ha llevado hasta donde nos encontramos hoy mismo.

De ahí que estos días sean buenos para medir si después de un año nos encontramos más cerca o más lejos de donde queríamos estar. Revisar nuestras acciones pasadas y ver cuanto tiempo hemos invertido en prepararnos, aplicar y actuar en busca de aquello que deseabamos es importante. Ya que si no estamos muy conformes con donde estamos sería clave que nos plantearamos que podríamos hacer al respecto.

Si estás más cómodo siendo «invisible»… después no te quejes.

Especialmente hoy en día cuando uno decide entrar en el mundo de los negocios debe tener clara una cosa «sin relaciones sólidas no se triunfará». Todos estamos interconectados de alguna forma por lo que para «sobrevivir» no sólo debemos hacernos visibles sino potenciar nuestras dotes de comunicación. Clientes, proveedores, colaboradores, banqueros, o socios entre otros serán personas con las que necesitemos relacionarnos. Por lo tanto el éxito de nuestro emprendimiento estará directamente relacionado con el de nuestras comunicaciones. Crear y mantener relaciones duraderas para fomentar acuerdos beneficiosos para todas las partes será clave en nuestra vida como empresarios.

La pregunta del millón

De todos es sabido que ser emprendedor es una cuestión más de actitud que de aptitud. Como si de una maratón se tratara debe estar preparado mentalmente para un camino largo en el que muy probablemente sufra desfallecimientos, más conocidos como pájaras, que pongan en un aprieto su determinación durante la carrera como empresario. La motivación es un elemento fundamental y para mantenerla en niveles adecuados es muy importante conocer la respuesta a esta poderosa pregunta. ¿para qué emprendes?

¿Quieres saber si tienes el gen emprendedor?

Si estás planteando iniciarte en el mundo de los negocios probablemente te gustaría conocer si el emprendedor nace o se hace. Porque claro, si tienes dudas y alguien te dice que el emprendedor nace ya tienes la excusa perfecta para abandonar antes de ni si quiera intentarlo.

Lo más curioso, y sinceramente asombroso, es que hay sitios en Internet que son capaces de decirte a través de un simple cuestionario si estás capacitado para ser emprendedor o no. En fin, que cuando veo eso me recuerda a mis primeros pasos en este mundo, hace ya más de diez años, cuando desde la Asociación de Jóvenes Empresarios me sugirieron que sería mejor que no lo intentara. ¿Cómo se pueden permitir el lujo de decir eso a alguien?

PERMÍTEME ACOMPAÑARTE A ...
Aprender Técnicas sencillas de respiración y relajación para recuperar el equilibrio en el caos de la vida diaria

¿En qué podemos ayudarte?