¿Quieres saber si tienes el gen emprendedor?

Si estás planteando iniciarte en el mundo de los negocios probablemente te gustaría conocer si el emprendedor nace o se hace. Porque claro, si tienes dudas y alguien te dice que el emprendedor nace ya tienes la excusa perfecta para abandonar antes de ni si quiera intentarlo.

Lo más curioso, y sinceramente asombroso, es que hay sitios en Internet que son capaces de decirte a través de un simple cuestionario si estás capacitado para ser emprendedor o no. En fin, que cuando veo eso me recuerda a mis primeros pasos en este mundo, hace ya más de diez años, cuando desde la Asociación de Jóvenes Empresarios me sugirieron que sería mejor que no lo intentara. ¿Cómo se pueden permitir el lujo de decir eso a alguien?

Un emprendedor no es nada más, y nada menos, que una persona que acomete y
decide comenzar a ejecutar CON RESOLUCIÓN una serie de acciones que encierran
cierta DIFICULTAD. En la anterior definición hay dos palabras clave. Resolución y dificultad. Ambas hablan de capacidades y no de habilidades. Por lo tanto lo que requieres para emprender es determinación y dedicación persistente en el tiempo.

Te pongo un ejemplo. Una madre con tres hijos y unos ingresos familiares de 600 € que es capaz de sacar mes a mes su familia adelante. ¿No tiene capacidad para ser emprendedora? Mi opinión personal es que ¡sin duda!

Todos nacemos emprendedores. Acaso ¿cómo tuviste la iniciativa para aprender a caminar, hablar, leer, escribir, montar en bici, nadar, acabar tus estudios, encontrar tu primer trabajo y mil cosas más que habrás logrado en tu vida?. Sin una actitud emprendedora no lo conseguirías. Por todo lo anterior me parece demasiado presuntuoso pensar que sólo unas pocas personas tienen el don para hacerlo.

Emprender no es fácil y para hacerlo con éxito no sólo valen tus capacidades sino necesitas desarrollar habilidades. ¿sabes cual es la buena noticia? Qué las habilidades se pueden aprender y enseñar. Como cuando te enseñaron a conducir ¿Cuantas actividades en tu vida creías que no eran nada fáciles de realizar y terminaste logrando? Tres pedales, volante, espejos, palanca de cambios, la carretera. ¡Madre mía es imposible! Pero lo conseguiste. Antes o después pero lo hiciste. ¿Cómo? ¿Quién te ayudó o de quién aprendiste? Reflexiona sobre ello porque te ayudará, no sólo a recordar todo lo difícil que ya has conseguido anteriormente sino a encontrar las bases para que esta vez también lo consigas.

Muchos emprendedores fracasan porque no son conscientes de que cuando emprenden un negocio no sólo necesitan conocer los aspectos técnicos para hacer negocio, sino también las habilidades necesarias para desarrollarlo como por ejemplo relacionarte con personas, vender, gestionar tu economía y tu tiempo.

Goethe dijo trata a un hombre tal como es, y seguirá siendo lo que es; trátalo como puede y debe ser, y se convertirá en lo que puede y debe ser. Y como creo firmemente en ello, Estoy convencido de que tu, que estás leyendo esto, SI tienes el gen emprendedor. ¡Desarróllalo! Puedes ser lo que decidas ser. Grítate ¡Yo puedo ser lo que decida ser!

Jamás creas a nadie que te diga que no puedes hacer algo, porque desde el primer momento que lo creas has perdido el poder que se te ha dado para lograrlo.

¡Decide Ser un Emprendedor Excepcional!

José J. Cerpa

2 comentarios en “¿Quieres saber si tienes el gen emprendedor?”

  1. Estoy de acuerdo; pero, 1) tienes que tener la pasión o, por lo menos, conseguir apasionarte; 2)persevar a pesar los errores y dificultades; 3)aprender y querer aprender; 4)hacer las cosas siempre y todos los días o lo que requiera tu emprendimiento. Quiza estos otros aspectos tambien hay que tenerlos en cuenta.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿En qué podemos ayudarte?