Por qué «Comprender cómo nos relacionamos»

 Seguramente habrás visto que todo lo que he compartido contigo hasta este momento está más relacionado con el DARSE CUENTA, con el autoconocimiento y la responsabilidad que con la proyección, el victimismo y la culpabilidad sobre un otro.

No soy nadie para cuestionar el que haya o no personas tóxicas, simplemente que el punto de vista que que yo siento querer compartir es ver/escuchar cómo participamos nosotros con un otro. Es decir, cómo aquí y ahora una persona y yo creamos una relación tóxica.

Si nos descubrirnos a nosotros mismos, nos damos cuenta de nuestros propios patrones podremos responsabilizamos para tratar de tomar decisiones con mayor libertad/consciencia que lo hemos hecho hasta ahora. Las relaciones son el espejo donde poder vernos, no tanto porque el otro me refleje lo que soy, sino para poder escucharme a mi mismo en relación a el.  

Por ejemplo, cuando hablo de estilos de apego o de roles en las relaciones no lo hago para etiquetar, clasificar ni encajonar. No es tan importante para mi saber que la otra persona tiene un trastorno de la personalidad evitativo, un apego inseguro, un rol salvador, un eneagrama 6 contrafóbico o que es acuario con ascendente géminis para justificar o encasillar su conducta. Para mi aferrarnos a eso nos impide ver con claridad.

Lo que considero importante es que podamos descubrirnos nosotros mismos no como algo fijo, sino en relación a un otro en un momento determinado. Ese es el motivo por el que titulé la serie «Comprendiendo cómo nos relacionamos» porque siento que solo desde la comprensión profunda de cómo funcionamos nosotros mismos, de nuestros miedos, deseos, ansiedades, placeres, conflictos, apegos, sufrimientos,… y por lo tanto de cómo contribuímos a lo que se crea en la relación en un momento dado junto a un otro que también tiene sus propios miedos, deseos, ansiedades, conflictos, sufrimientos, … sólo entonces podremos hacer algo diferente a lo que hemos hecho hasta ahora. Construir una relación más honesta, más auténtica donde haya respeto, dignidad y amor incluso para decidir separarse no porque el otro sea tóxico sino porque es tóxico la forma en que creamos juntos en este momento.

Esa es la mirada que trato de compartir. Mil gracias por seguir leyendo todo esto y mi deseo de que en este nuevo año que está a punto de entrar comprendamos mejor como nos relacionamos y desde ahí construyamos con creatividad y amor.

Un abrazo enorme y seguimos en contacto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.