La verdadera «gasolina» que necesita un emprendedor

ferrari_boxes

Los que vivimos de cerca el mundo de los negocios sabemos lo importante que es la elaboración de un plan antes de empezar, el famoso plan de negocios. Ahora bien, seguro que también tenemos la experiencia de saber de primera mano que un plan tan sólo es el paso intermedio de convertir una idea en algo real que pocas veces termina cumpliéndose.

El problema llega cuando el emprendedor le da mucha más importancia al plan escrito que al propio negocio en si y se queda sin pasar a la acción para llevarlo a cabo. Y sinceramente, creer que vas a conseguir exactamente lo que vas a documentar en tu plan me parece algo presuntuoso, ya que por un lado significaría que tienes dotes de adivino y por otro que el mundo es estático.

Desconozco tus habilidades adivinatorias pero el mundo está en continuo cambio y por lo tanto tu visión actual sobre como llegar a tus objetivo puede cambiar dentro de unos meses o incluso menos. Al fin y al cabo, si todos los caminos llevan a roma, en el momento que «empieces a caminar» descubrirás nuevas formas de hacer las cosas que antes no conocías y que sólo descubrirás cuando te pongas en marcha.

Supongo que ya sabrás que mi primer plan de negocio lo desorrollé hace ya muchos años cuando decidí crear mi propia empresa. En su momento fue un requisito que me pedían en lo que se conoce como la “Asociación de Jóvenes Empresarios”. Por aquella época yo podía tener unos 23 años y después de varias reuniones y de entregar varios documentos me aconsejaron que no lo intentara ya que no era viable.

Actualmente mi negocio sigue activo y desde la sugerencia de la Asociación hace ya más de 10 años, pero todo sea dicho, también el plan de negocio inicial poco se parece al actual.

Entonces la pregunta del millón sería ¿es necesario el plan de negocio?

Mi experiencia me dice que sin duda SI. Poner por escrito aquello qué, para qué, para quién, y para cuándo lo quieres, además de cómo crees que podrías llevarlo a cabo junto a análisis de posibles riesgos buscando la forma de poner las probabilidades a tu favor en el emprendimiento sería necesario y aconsejable. El plan de negocio será tu mapa, pero recuerda que el mapa no es el territorio.

Si no que se lo digan al empresario murciano Luis del Rivero, antiguo presidente de Sacyr que logró los contratos para ampliar el canal de Panamá y  el del puente de Messina que unirá la isla de Sicilia con Italia. Se cuenta que habia escrito en una servilleta de papel su propia hoja de ruta empresarial.

Otra cosa es que requieras de inyección de capital y vayas a solicitar financiación bien a los bancos o a través de «bussines angels» en cuyo caso si tendrás que tener algo mucho más elaborado especialmente en cuanto a la evolución del mercado a entrar, el equipo con el que contarás así como la escabilidad y potencial de crecimiento del negocio.

Pero si este no es tu caso ¿qué puedes perder si empiezas YA? ¿y qué te pierdes si no empiezas YA? El plan es importante para mantener tu visión y enfoque. Por el camino se irá convirtiendo en una estrategia en la que vas a tener que ir tomando decisiones sobre la marcha debido a nuevos sucesos que inevitablemente irán ocurriendo. Tener una oportunidad de negocio parada esperando al momento o plan perfecto probablemente se deba a algún tipo de temor que te está paralizando.

Acepta una cosa, lo maravilloso de un emprendedor es que su plan nunca acaba. ¿Qué excusas estás poniendo para no iniciar YA? Siéntate y reflexiona sobre ellas, no las ignores, hazte amigo de tus temores. Descubre el verdadero motivo de su existencia y que te está frenando. Luego ponte en acción y si es necesario pide ayuda a algún familiar o amigo incluso si lo crees oportuno a un coach o mentor.

¿Qué se está perdiendo el mundo si no empiezas ya? Tu verdadera «gasolina» como emprendedor es Compartir tu pasión y tus talentos con el mundo poniéndolos al servicio y beneficio de las personas. ¡EMPIEZA YA! Con convicción y determinación. El propio camino será el que te hará ir mejorando.

¡Empieza YA a ser un Emprendedor Excepcional!

José J. Cerpa

PD: Si tienes que jugar, decide tres cosas antes de empezar: las reglas del juego, lo que te juegas y el momento de abandonar. Limita tu riesgo y ¡EMPIEZA YA!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿En qué podemos ayudarte?