¿Cómo encontrar la mejor versión de ti mismo?

publicado en: Expande tus Límites | 1

guanartemeHace ya algunos años, cuando empecé a jugar al fútbol, muchos decían que era muy bajo para ser portero. ¿Te ha pasado a tí algo parecido? ¿Personas que te dicen que no podrás ser, hacer o tener algo? ¿qué a todo le encuentran una pega? La verdad que si miras una de mis primeras fotos y me colocas debajo de una portería de más de dos metros de altura, me vería hasta gracioso. Por si no me reconoces yo era el pequeñito de verde y negro al lado derecho.

Si sólo se midiera la calidad de un portero sólo por su altura, esas personas tenían mucha razón. Aunque todo sea dicho, según su teoría probablemente todos los jugadores de baloncesto serían buenos porteros. Yo tenía un ídolo al que admiraba. ¡Muchos de mi generación lo recordarán! Era Luis María Arconada, portero de la Real Sociedad en sus mejores años. Un auténtico porterazo que apenas medía 1,78 metros de altura pero que tenía la agilidad de un gato. arconadaCuriosamente mientras más alto eres más dificultad tienes para coordinar movimientos. Pues para mi, Arconada me hacía ver que un portero no era sólo su altura, sino pura agilidad bajo los palos. En ello me enfoqué. Además yo tenía una habilidad diferenciadora. Aunque era portero… ¡Me encantaba jugar con los pies! ¿Qué te encanta? ¿Qué se te da realmente bien? ¿Qué te diferencia de los demás? ¿A quién admiras y con qué virtudes más concretamente de esa persona te sientes identificad@? Y ahora que sabes esto ¿en qué quieres enfocarte?

Mi entorno más cercano creía en mi, y mi debilidad respecto a la estatura se compensó con mis puntos fuertes. Conforme crecía muchos dejaban de verme como un portero “bajo” de estatura y me conocían como el que tenía la capacidad de jugar con los pies en cualquier momento. Tanto que cuando en el equipo que jugaba necesitabamos ser ofensivos, yo me convertía prácticamente en un defensa más jugando fuera del área grande de mi portería. Hoy en día es más normal ver jugar así a los porteros, en mi caso, hace más de 20 años, era algo “raro”. Con el tiempo tuve la “suerte” de jugar de titular durante muchos años en equipos importantes de mi tierra jugando en categorías nacionales juveniles (entre islas) y convocado en lo que se conocía como superligas (equipos nacionales). En la siguiente foto me puedes ver en el Huracán en una de las visitas que nos hizo Hristo Stoichkov, antiguo jugador del F.C. Barcelona.

huracan

También me sucedieron cosas parecidas cuando decidí estudiar ingeniería informática en la universidad, y emprender mi propio negocio. Según los demás era muy difícil aprobar o sacarlos adelante. Hoy, recordando al ver las fotos, se me ocurrió compartirte esta historia personal. En el camino hacia tus metas te vas a encontrar a muchas personas que te digan que no estás preparado, o no vas a ser capaz, de alcanzar algo. Sus razones tendrán. Pero no dejan de ser las suyas. La realidad es que sólamente están tratando de expresar sus propios miedos. Lo que dicen… ¡No tienen nada que ver contigo! Está claro que no serás el 100% el mejor en todo ni que lo harás todo bien a la primera. Tampoco se trata de eso. Pero si encuentras un referente, algo que te guste de verdad, crees en ti, desarrollas aquellas fortalezas y habilidades diferenciadoras y te rodeas de personas que vean más allá de lo que eres actualmente estás poniendo muchísimas probabilidades a tu favor para alcanzar lo que te propongas. Luego persiste y verás como llegan los resultados.

Hoy me despido con la frase de Albert Einstein que decia “Todos somos genios, pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar un árbol, vivirá toda su vida creyendo que es estúpido”.

Si quieres descubrir la mejor versión de ti mismo te recomiendo el libro “Poder sin Límites” de Tony Robbins.

Me encantaría conocer si te han sucedido cosas parecidas y tu opinión al respecto.

Si te ha gustado el artículo tienes la oportunidad de que pueda servir de ayuda a alguien compartiéndolo en tus redes sociales. Ellos te lo agradecerán… ¡y yo también!

Una respuesta

  1. Susana

    Hola, la verdad es que hay muchas personas “realistas” en la vida.
    Cuando tenia 9 o 10 años me soñaba con viajar y quería ser azafata y me dijeron ( no podrás ser azafata porque tienes que ser muy alta) y mas tarde me he enterado de que ese requisito solo es principalmente para los aviones, pero ya me habían chafado el sueño por que yo les creí.
    De todas maneras también he descubierto que cuando he querido hacer algo de veras lo he conseguido.
    Desde mi punto de vista lo difícil es saber lo que te motiva.
    Tus consejos son muy buenos.
    ¿ Que pasa cuando te encantan muchas cosa y tienes habilidad y facilidad para muchas también.
    Gracias por tu espacio. 😉

Dejar una opinión